Los trabajadores de la salud están al límite. Necesitan EPI y un salario digno para poder sobrevivir y hacer su trabajo de manera segura.

Por eso Trish y sus compañeros decidieron protestar.

Enock Dongo

Asociación de Enfermeras de Zimbabue