Esta congelación de gastos llevó a todo el sistema de salud al borde del colapso, incluso antes de que comenzara el Covid.